espaciodircom.com - La portavoz de la Casa Blanca deja su cargo para trabajar con Melania Trump

La portavoz de la Casa Blanca deja su cargo para trabajar con Melania Trump

La hasta la fecha portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, ha abandonado su cargo sin haber mantenido una sola conferencia con la prensa desde que en junio del año pasado reemplazó a su predecesora, Sarah Sanders.

Kayleigh McEnany, portavoz de la campaña electoral de Donald Trump, tomará el relevo de Grisham y se convertirá en la cuarta portavoz del presidente en poco más de tres años.

Se trata del primer nombramiento de peso realizado por el recién aterrizado jefe de gabinete de la Casa Blanca, el antiguo congresista de Carolina del Norte, Mark Meadows.

Grisham abandona de esta manera la conocida como Ala Oeste de la Casa Blanca para pasarse al ala este y ejercer como jefa de personal de la primera dama, Melania Trump.

Grisham se comunicaba con la prensa a través de notificaciones, entrevistas o mensajes en Twitter, y en la época anterior al coronavirus, la sala de prensa de la Casa Blanca apenas tenía uso. Frente a la pandemia, la sala ha recobrado su protagonismo con comparecencias diarias del equipo de la Administración que lucha contra el virus, a menudo liderado por el presidente.

Grisham, de 43 años, era una de las pocas personas que todavía permanecían en la Casa Blanca que había formado parte de la campaña presidencial de Donald Trump en 2016. Desde entonces se convirtió en una asesora de confianza para Melania Trump, de quien fue directora de comunicación antes de ser llamada para ser la secretaria de prensa de Trump.

Siempre comparecía junto al presidente cuando este hacía un anuncio, pero nunca apareció frente a la prensa para contestar preguntas. Sin embargo, la exportavoz aparecía con frecuencia en los estudios televisivos de la cadena Fox, afín a la Administración Trump.

Grisham tuvo que mantener una cuarentena de dos semanas después de que su homólogo brasileño resultara contagiado de Covid-19 durante una cena en la residencia de vacaciones de los Trump en Florida el 7 de marzo.

Desde que estalló la crisis del coronavirus, Grisham ha estado cada día más al margen mientras que Katie Miller, la portavoz del vicepresidente, Mike Pence, cobraba protagonismo.

Después de Sarah Sanders y Sean Spicer, Grisham ha sido la tercera portavoz del presidente en un periodo de poco más de tres años.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Profesionales