espaciodircom.com - Desvelan un caso de "espionaje mediático" en Reino Unido

Desvelan un caso de "espionaje mediático" en Reino Unido

El periodista del Financial Times Mark Di Stefano ha sido suspendido después de que el medio británico The Independent le acusara de escuchar sin autorización reuniones virtuales a través de la herramienta Zoom en las que los gerentes del medio informaban al personal sobre recortes salariales y licencias que implementarían como consecuencia de la crisis del coronavirus. En concreto, Di Stefano ha sido acusado de escuchar las conversaciones de audio de las videoconferencias realizadas por The Independent y su medio hermano, The Evening Standard.

Di Stefano, quien llegó al diario económico británico procedente de BuzzFeed en enero, informó en tiempo real a través de Twitter sobre las decisiones que se comunicaban al personal de estos medios, tras lo que el Financial Times publicó un artículo sobre las medidas introducidas por el Evening Standard, que reogía un resumen de los recortes presupuestarios realizados por The Independent y que se publicó en el blog que cubre en vivo la crisis del coronavirus.

The Independent ha denunciado que los archivos de registro de Zoom mostraron que una cuenta registrada en la dirección de correo electrónico de Di Stefano se unió a la videollamada del personal de Independent la semana pasada durante 16 segundos, y minutos después, una cuenta sin nombre se unió a la llamada permaneciendo en modo de solo audio.

La cuenta del usuario anónimo, que permaneció en la reunión hasta el final, más tarde se mostró vinculada a un teléfono móvil utilizado por el mismo reportero de FT. El video de la persona que llamó fue desactivado, pero algunos periodistas aparentemente vieron su nombre parpadear brevemente en la pantalla antes de abandonar la reunión.

The Independent también ha alegado que la cuenta que asegura está vinculada al teléfono móvil de Di Stefano obtuvo acceso a una videollamada de The Evening Standard en la que los gerentes anunciaban licencias a gran escala y recortes salariales a partir del 1 de abril.

En este contexto, el FT comenzó a investigar a Di Stefano después de que The Independent contactara a los principales responsables del periódico para realizar las acusaciones.

El código de conducta de este medio establece que "la prensa no debe buscar obtener o publicar material adquirido interceptando llamadas, mensajes o correos electrónicos privados o móviles. Involucrarse en declaraciones falsas o subterfugios generalmente puede justificarse solo en interés público y luego solo cuando el material no puede obtenerse por otros medios".

El editor de The Indipendent, Christian Broughton, ha calificado la forma de actuar de Di Stefano como una “intrusión injustificada en la privacidad de nuestros empleados” y ha asegurado que el portavoz del medio tenía una declaración completa preparada para la prensa. “Cualquier periodista interesado solo necesitaba llamar y preguntar”, explicó.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Tendencias