Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de la comunicación.

Los españoles confían más en las empresas que en los medios de comunicación

Por primera vez en 20 años, las empresas son la institución que genera más confianza entre los españoles (52 %), frente a ONGs (51 %), los medios de comunicación (42 %) y el Gobierno (34 %).

 

Esta es la principal conclusión extraida del informe, Trust Barometer Spain 2021 elaborado por la consultora e comunicación Edelman, en colaboración con Corporate Excellence, que también describe que en España el íÍndice de confianza es de 45 puntos, posicionándonos como el cuarto país más desconfiado entre los 27 encuestados, tan solo por encima de Reino Unido, Japón y Rusia. 

Ninguna de las cuatro instituciones es considerada como ética y competente, aunque las corporaciones empresariales son las únicas que aprueban en la dimensión de competencia y las ONGs en el ámbito del comportamiento ético.

Lucía Carballeda, co-general Manager de Edelman, ha explicado que “si bien la crisis sanitaria y económica global puede ser tomada como el motivo principal del nivel de desconfianza en nuestro país, no ha habido ninguna variación en la puntuación con respecto al año pasado (45 %). Además, países europeos como Francia, Italia, Irlanda o Alemania han aumentado sus niveles de confianza en el contexto actual”, para añadir que “la mejora de la confianza en España es una labor que debe basarse en la colaboración conjunta de empresas, gobierno, ONGs y medios de comunicación, como principales fuentes de información”.

El estudio confirma que por encima del miedo a contraer el coronavirus, tenemos miedo a perder nuestro trabajo y a perder nuestras libertades como ciudadano. Así las cosas, el 86 % de españoles está preocupado por perder su empleo, mientras que como sociedad, no sabemos dónde o a quién acudir para obtener información fiable. En este sentido, la mayoría de encuestados cree que tanto medios de comunicación (69 %) como el Gobierno (65 %) intentan confundir a los ciudadanos a conciencia distribuyendo datos e informaciones falsas.

En cualquier caso, son las redes sociales (35 %) y los motores de búsqueda (53%) los que menos confianza despiertan, seguidos por los medios propios de las compañías (54 %) y por los medios de comunicación tradicionales (58%).

Una de las claves de esta situación de desconfianza en nuestro país está en la profunda crisis de desinformación, que hace que sólo 2 de cada 5 españoles tengan una buena higiene informativa, que hace que el 55 % de los encuestados asegure compartir noticias, pero sólo el 41 % de ellos compruebe antes su veracidad.

En este contexto, los españoles no perciben la imparcialidad de los medios y están cada vez más concienciados sobre la importancia de aprender a distinguir la información veraz de la que no lo es.

El estudio recoge además que la preocupación por aumentar la cultura informativa de los españoles ha aumentado 40 puntos en el último año, pero a pesar de los urgentes problemas que nos acucian, los españoles no confiamos ni en la capacidad de los líderes para aportar soluciones, ni en la veracidad de sus mensajes. De esta manera, líderes de Gobierno, líderes religiosos y periodistas encabezan las últimas posiciones, frente los científicos que, a pesar de una caída del 14 %, siguen gozando de 73 % de la confianza de los ciudadanos.

En medio de todo este escenario, las empresas tienen la oportunidad y la responsabilidad de llenar el vacío de liderazgo dejado por el Gobierno, y ampliar sus competencias para ayudar a resolver los problemas de la sociedad, convertirse en garantes de la veracidad de la información e impulsar iniciativas que resuelvan los problemas desde la colaboración.

A pesar de la baja credibilidad de los CEOs (42 %), el 61 % de los españoles piensa que los líderes empresariales deberían dar un paso al frente cuando el Gobierno no resuelve los problemas sociales y tomar la iniciativa en el cambio (52 %). Así, el 81% pide que estos líderes hablen públicamente de los retos sociales, situando la pandemia como uno de ellos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS